25 de marzo: Día de lectura de Tolkien

Cada año se elige un tema, y se procura que las discusiones, eventos o lecturas giren en torno a este.
ring

Cada 25 de marzo desde el 2003 se celebra el ‘Día de lectura de Tolkien’. Promovido anualmente por la Tolkien Society, una sociedad educativa benéfica y literaria dedicada al estudio y promoción de la vida y obra del autor y académico J.R.R. Tolkien. Eligieron el 25 de marzo como el día en el que Frodo destruyó el anillo en ‘El Señor de los Anillos’, asegurando así la caída de Sauron.

El día es principalmente celebrado para que escuelas, museos y bibliotecas promuevan la lectura del autor, así como el análisis y discusión de su obra. Cada año se elige un tema, y se procura que las discusiones, eventos o lecturas giren en torno a este. En años pasados, los temas han incluido desde la naturaleza, Tolkien y lo misterioso, amistad y hasta las muchas maneras de ser un hobbit.

Aunque la meta sea mantener la lectura de Tolkien y sus obras con el paso de los años, el día ha sido promovido también por los lectores y fans del autor como un día para leer y compartir sus pasajes favoritos, reunirse con amigos o inclusive disfrutar de las películas. Este año, el tema fue ‘Esperanza y coraje’, que incidentalmente es una de las partes que más me gustan de la historia que creó Tolkien.

Aprovecharé la celebración para compartir una de mis citas favoritas del autor, y que recordé estos días leyendo ‘La Comunidad del Anillo’. Durante mi adolescencia y adultez estuvo pegada en mi pared en el idioma original, junto con una réplica del dibujo del autor del bosque de Mirkwood:

“Es cierto que el mundo está colmado de peligros, y que hay en él muchos sitios lóbregos, pero hay también muchas cosas hermosas, y aunque en todas partes el amor está mezclado hoy con la aflicción, no por eso es menos poderoso.”

No sólo creo que se ajusta a la perfección con el tema de este año, sino también que transmite el mensaje más poderoso de su historia en general. Tolkien nos insiste en tener esperanza en la bondad y el bien, y a lo largo de la historia seguimos a personajes que mantienen la vista al frente a través del dolor y la pérdida, reuniendo todo su coraje para seguir adelante.

La belleza de la lectura no está únicamente en la sabiduría y arte que nos brinda a través de las palabras, ni únicamente en las historias que se tejen con el tiempo. También está en que nos permite conectar con otras personas, a través de gustos compartidos o con la excusa de introducirlos a un nuevo mundo. La lectura nos acerca con nuestras partes más humanas, y nos permite verlas reflejadas en otros; por lo tanto, el día de lectura de Tolkien no sólo es un buena excusa para leer al autor, sino para aprovechar y hacer comunidad con otros, por más diferentes que parezcan de nosotros.

Compartir:

Acerca de Fany Ochoa:

Descubre otras columnas:

Regina Freyman

Brujas santas

Ninguna figura encarna mejor el juicio pendular de la inquisidora historia que Isabel I de Castilla.