Se muere tanto a veces que se olvida, que también se vive.

Miro

Miro

La yerba ser,

verde filigrana,

la veo empaparse de Amanecer

bajo aquellos acuosos adminículos

que la noche les presta,

y el día les recoge.

Veo a la naturaleza

repartir sus secretos,

vivir,

perecer.

Se muere tanto a veces que

se olvida,

que también se vive.

Compartir Texto

Descubre otros textos:

Reseña

Paisaje de humo que somos

Ese hermano que nos recibe y, de forma ignorante, a menudo nos han presentado como el enemigo por ser diferente.

Cuentos

Debe sangrar

Debe sangrar, debe sangrar, debe sangrar. Me corto una vena y ya está.

Poesía

Distracciones

En el fuego dos fuegos se elevan se miran no se tocan se consumen bailan resisten al viento.